Sierra de San Pedro

El territorio que abarca la Asociación para el Desarrollo de la Sierra de San Pedro-Los Baldíos está situado en el centro oeste extremeño, haciendo frontera con Portugal, ab arcando las dos provincias y englobando los siguientes municipios de Cáceres y Badajoz:

Principales Pueblos de Sierra de San Pedro

  •     Alburquerque
  •     Carbajo
  •     Cedillo
  •     Herrera de Alcántara
  •     Herreruela
  •     La Codosera
  •     Membrío
  •     Salorino
  •     Santiago de Alcántara
  •     San Vicente de Alcántara
  •     Valencia de Alcántara
  •     Villar del Rey

En total cuenta con una extensión de 2.600 Km2 y 27.242 habitantes, por lo tanto con una baja densidad poblacional, con características comunes y diferenciadoras de cada entidad territorial, donde podemos encontrar parajes representativos del bosque mediterráneo como la dehesa extremeña, con zonas de sierra entre las que se intercalan zonas más llanas pero igual- mente irregulares, con subidas y bajadas constantes, mezclándose zonas graníticas y de pizarras.

Entre estas sierras destacan Sierra Fría, ya en la frontera, y la práctica totalidad de la Sierra de San Pedro, reducto del bosque mediterráneo autóctono, que ha sido nombrada Zonade Especial Protección de Aves (ZEPA). Estas poblaciones están atravesadas por gran cantidad de ríos, riachuelos, arroyos y riveras, entre los que destaca el río Tajo, que con su característico encajamiento da lugar a excepcionales paisajes y que discurre por los términos de Carbajo, Cedillo, Herrera de Alcántara, Santiago de Alcántara y Membrío; el río Gévora (afluente del Guadiana) por las localidades de Alburquerque, Villar del Rey y La Codosera; el río Salor (afluente del Tajo), que atraviesa los términos de Herreruela, Salorino y Membrío y el río Sever (afluente del Tajo) que hace frontera con Portugal durante muchos kilometros en lostérminos de Valencia de Alcántara y Cedillo.

Además todas las localidades están bañadas por riachuelos y arroyos que vierten en las dos cuencas, dando lugar a maravillosos contrastes entre agua y tierra. Todo esto hace que este territorio cuente con unos recursos paisajístico inigualables, que unido a la riqueza y la variedad de la flora y de la fauna autóctona, hacen las delicias de las visitantes aficionados a la botánica, a la micología, a la caza mayor y menor, al senderismo, en definitiva al contacto con la naturaleza.

Si a todo lo anterior añadimos que en esta zona se encuentra el mayor y el mejor conservado conjunto de dólmenes de la Europa Occidental, declarado Bien de Interés Cultural con la categoría de Recinto Megalítico, varios monumentos históricos nacionales (como la Iglesia de Rocamador de Valencia de Alcántara y el Castillo de Luna de Alburquerque), edificios y conjuntos históricos (como el Barrio Gótico de Valencia de Alcántara y el Barrio Medieval de Alburquerque) y un numeroso conjunto de iglesias y ermitas de curiosa arquitectura popular, veremos que la historia y la naturaleza se funden en un paisaje inigualable tanto natural como urbano.

Fiestas típicas, una magnífica gastronomía, un sinfín de tradiciones populares cierran la espectacularidad de esta zona rayana con Portugal donde sus gentes son el mayor patrimonio que podemos ofrecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *